Los errores más comunes que comete el agente aduanal

Por la importancia de su labor, agencia aduanal en CDMX, no puede darse el lujo de cometer errores graves. Esto podría afectar su reputación, costarles miles de pesos a sus clientes, arruinar un negocio lucrativo o evitar una posible expansión. No obstante, fallar de vez en cuando es parte natural de un proceso de crecimiento.

¿Cuáles son los errores comunes de una agencia aduanal en CDMX?

La complejidad de las labores de importación y exportación ya de por sí es difícil para una empresa sin expertos en el tema. Las agencias aduanales en CDMX también son susceptibles de cometer una que otra equivocación. Estos errores frecuentes, que veremos a continuación, deberían evitarse a toda costa.

Siendo así, los agentes aduanales pueden pecar de omisiones, mala planeación o desconocimiento, lo que se convierte en errores frecuentes como: 

  • Falta de documentos originales. No debería suceder, pero no es raro que, en algún envío marítimo hacia el exterior, se pase por alto este proceso. Es porque existe la costumbre de agilizar los trámites a través de mensajería, dejando a la mercancía sin los papeles respectivos para la revisión de aduana. Hasta que no lleguen los documentos, la carga no podrá ser despachada.
  • Problemas durante la entrega. El proceso de importación a menudo resulta algo caótico a la hora de descargar. Cuando el aduanero carece de personal capacitado o necesita más gente, los fallos en la comprobación de la mercancía abundan. Sucede que la carga es almacenada sin la revisión apropiada de su contenido, procedencia, peso y cantidad de paquetes o cajas.
  • Desconocimiento de la cultura foránea. Hacer negocios en el exterior no es igual que hacerlos en tu propio país. Los clientes externos esperan puntualidad, productos de calidad y cero errores en el papeleo. Si el servicio que contrataste no puede cumplir con las expectativas, todos los involucrados en la operación salen perjudicados.
  • Poca adaptación a factores locales. Es lógico pensar que el agente aduanal no puede controlarlo todo. Por eso algunas agencias aduanales en CDMX no conocen bien los elementos políticos, sociales y climatológicos de ciertas regiones al momento de exportar. Aunque te digan lo contrario, esto puede perjudicar tu incursión en otros mercados.
  • Logística mal organizada. Por una razón u otra, los agentes aduanales fallan en habilitar la forma más eficiente para el envío de mercancía. Esto puede deberse a la elección inadecuada del transporte según el producto, omisión de aranceles en tránsito, falta de seguros y otros detalles importantes.

Como agencia aduanal en CDMX, estamos comprometidos a estar en constante evolución para darte un servicio eficiente, libre de errores y apegado a la normativa más estricta. Nos esforzamos por estar al día en cuanto a tecnología, métodos y personal capacitado. Nuestra misión es elevar el estatus de tu negocio y permitir su expansión. Si quieres saber más sobre nuestros servicios, escríbenos al contacto@villuendas.mx para solicitar cotización.

¿Cuáles son los tipos de seguro de transporte de mercancías?

Al momento de hacer tus operaciones de importación o exportación desde México o cualquier otro país, existen normas muy claras para este proceso. Por muy engorroso que parezca, el seguro de transporte y otros trámites te protegen de incidentes y malos ratos. Por eso revisaremos los tipos que hay para asegurar tu mercancía.

Clasificación común de los tipos de seguro de transporte

De manera general, podemos agrupar los tipos de seguros de transporte en 4 categorías:

  • Póliza “Forfait”. Suele ser la más contratada porque te da un valor máximo determinado por una cantidad de viajes variable y durante el tiempo contratado. Puede ser solicitada por el transitario/transportista o por el exportador o importador y está recomendada para empresas que movilizan gran volumen de productos.
  • Seguros flotantes. Este tipo de pólizas resguardan la movilización de distintas clases de productos o mercancías, que van a diferentes clientes y hacen varios viajes en un lapso establecido. Esta opción precisa de especificaciones en el acuerdo y cubre todas las etapas del recorrido, incluyendo escalas, trasbordos, paralizaciones y almacenamientos (in itinere).
  • Pólizas Abiertas. Están destinadas para un cliente único y pueden cubrir más de un viaje dentro de la misma operación. Es decir, asegura la carga durante cada viaje desde el origen hasta el destino y sin importar la clase de transporte. También sirve para asegurar envíos parciales con transportes aislados.
  • Seguros por viajes. Esta póliza asegura un recorrido determinado y su cobertura acaba cuando la carga llega a su destino final. Además de los trasbordos, escalas, almacenamientos y paralizaciones, resguarda los bienes para un único cliente y por un solo viaje.

Seguros de transporte más específicos

En este rubro, encontramos lo siguiente:

Seguros de responsabilidades

Se trata de requisitos obligatorios que dependen del transporte doméstico o internacional. Están divididos en 2 apartados:

  • LCTTM y LOTT nacional. Esta ley estipula que el reembolso máximo por los productos es de 5.92 euros por kg. Este reclamo se puede hacer si la pérdida o daño es culpa de la empresa logística.
  • CMR internacional. Igual a la anterior, funciona para las mercancías con destino a España. La indemnización está en 11 euros/kg.

Pólizas contra daños a la mercancía

Son seguros opcionales que están sujetos al valor de la mercancía y situaciones imprevistas. Hay 3:

  • Básico o general. Pensado para productos de poco valor e incluye cobertura para robo con violencia, accidente del transporte, incendio o explosión.
  • Específico o ampliado. Además de englobar lo anterior, protege contra pérdidas, hurtos, daños por mal manejo de carga y otros supuestos que quieras incorporar.
  • Todo riesgo o ICCA. Cubre casi todo lo que puedas imaginar salvo situaciones excepcionales. Esta salvedad se refiere a mala estiba por parte de la empresa logística, huelgas y circunstancias de fuerza mayor que afecten al transporte.

Asegurar tus envíos es algo fundamental para conservar tu rentabilidad. Si precisa de un agente aduanal para este proceso, escríbenos y nos comunicaremos contigo a la brevedad.

¿Cómo importar productos de China para empezar tu negocio?

Importar desde China para montar un negocio rentable, se ha vuelto mucho más sencillo. Como ya no existen los grandes intermediarios debido a las facilidades de internet, cualquiera con un poco de iniciativa puede hacerlo. Analicemos qué tan cierta es esta afirmación.

Lo que necesitas para empezar a importar de China

Antes de las consideraciones logísticas, lo primordial para importar desde China es contar con:

  • PC o laptop que disponga de conexión a internet.
  • Dirección de correo postal válida (casa u oficina) que no sea un PO Box y un correo electrónico activo.
  • Algo de capital ahorrado o disponible para empezar a emprender.

Básicamente esto es lo esencial para arrancar desde cero tu negocio de importación. Ahora bien, no podemos dejar de lado el aspecto legal. Para tener un emprendimiento legítimo, vas a necesitar el apoyo de un agente aduanal o una empresa importadora/exportadora.

La razón no es otra que: una compañía debidamente consolidada te ayudará a agilizar el papeleo. Esto implica liberar la mercancía en la aduana, gestionar la logística del envío y el pago de impuestos para evitar retrasos. Así estarás cumpliendo con la ley y tendrás tu contabilidad en orden.

Elección del producto y el proveedor

Existe un millón de empresas en China que querrán hacer negocios contigo a gran o pequeña escala. Portales como Alibaba y DHgate son los más conocidos para empezar la búsqueda. Aunque te tome tiempo, encuentra un proveedor bien valorado (gold member), que acepte pagos Paypal y tengo otras certificaciones adicionales.

En lo que respecta al producto, hay 2 consideraciones principales: cuánto te cuesta tenerlo en tu puerta y el nicho de mercado. El margen es lo que hace atractivo al negocio, pero debes estar atento a cómo fluctúan los costos cada mes.

Además, debes analizar la competencia para no vender algo en un sector muy saturado. Al buscar un producto rentable y con buen margen de ganancia, considera esto:

  • Sencillez. La simplicidad es buena porque reduce los errores de manufactura.
  • Ligereza. Evita artículos pesados (20+ Kg) para ahorrar tiempo y dinero enviándolos a otra parte.
  • Exclusividad. No vendas lo que compres, porque solo vas a competir en un mercado con exceso de oferta.
  • Barato. Un rango de 10 a 200 USD es un buen comienzo para importar de China. Los productos más caros requieren mayor control de calidad y el envío puede complicarse.
  • Recurrente. Evita los artículos de temporada y concéntrate en algo que tiene demanda más constante.

Como puedes ver, importar de China no resulta tan complicado, siempre que tengas un objetivo claro, buena planeación y un agente aduanal a tu lado. Para ayudarte a ser un empresario exitoso, podemos darte la asesoría que buscas. Escríbenos al contacto@villuendas.mx para solicitar cotización.

La evolución del despacho aduanero en México

Los procesos como el despacho aduanero cuentan con una larga tradición de países como México y el viejo mundo. Tanto así que podemos rastrear sus orígenes a la época de la Conquista. Por su importancia para comprender los cambios que ha experimentado, revisaremos algunos hitos importantes de la actividad aduanal.

Breve reseña del despacho aduanero en el siglo XX y XXI

Desde épocas coloniales son muchos los eventos que han pasado para llegar a la modernización actual del despacho aduanero. Para simplificar toda esta historia, nos remitiremos a los hechos más relevantes de los últimos 100 años:

  • Durante 1910 a 1916, empezó la consolidación de las políticas arancelarias mediante el reemplazo de importaciones. Junto a la reducción de tasas para bienes de capital y materias primas, se redujo los gravámenes para productos de primera necesidad.
  • Luego de la I Guerra Mundial, aparece la Ley de Agentes Aduanales (1927). A esta le siguió la Ley Aduanera de 1935 y en este período se buscó simplificar el proceso de despacho, al igual que unificar los impuestos en una sola tarifa.
  • Después vino el Código Aduanero (1951), que permaneció vigente hasta 1982. Fue un momento de nacionalismo y sustitución de importaciones. Este texto regulaba los casos de excepción, requisitos especiales, documentación para trámites, prohibiciones y mercancía sujeta a contribuciones aduaneras.
  • Los 80s se caracterizaron por la apertura comercial, el ingreso al ALADI, al GATT y al CCA. Esto significó cambios para conseguir relaciones comerciales multilaterales y la intención de estandarizar las normas de comercio exterior.
  • Llegados los años 90, entró en vigor el TLCAN, México se integró a la OMC y se reformó la Ley Aduanera. Con este cambio se intentó agilizar las operaciones del despacho aduanero, aplicar las revisiones aleatorias y reforzar el control de los agentes aduanales.
  • En la década del 2000 se introdujeron modificaciones para implantar un modelo más electrónico. El manejo, almacenaje y custodia de productos externos; la entrada o salida vía postal; procedimientos e infracciones; la valoración aduanera; y la certificación OEA fueron atendidos.

Evolución tecnológica del despacho aduanero

Hoy en día sería inconcebible pensar en un despacho aduanero manual por su creciente complejidad. Algunos avances tecnológicos fueron:

  • Antes de la incorporación de la PC en México (1987), los pedimentos eran hechos por mecanógrafos y copiados con papel carbón. Además, las revisiones aleatorias se hacían con canicas verdes y rojas por los vistas aduanales.
  • El SAAI Fase III (1991) utilizó las TICs para enlazar sistemas computacionales entre aduanas y agentes para validar automáticamente. Luego el SAAI M3 (2001) incluye internet, estándares internacionales, el VOCE y la transmisión de datos de los pedimentos.
  • La VUCEM (2016) representa la digitalización completa en la agilización de trámites, reducción de tiempos, manejo de información y centralización de los datos.

El despacho aduanero seguirá adaptándose a las circunstancias de la economía nacional y global. En Villuendas Internacional contamos con lo último en tecnología para cumplir con las normas mexicanas y los estándares mundiales. Contáctanos y nos comunicaremos contigo a la brevedad.

Funciones y obligaciones de una agencia aduanal

Las empresas dedicadas a operaciones comerciales de importación y exportación deben cumplir con varios trámites ante las aduanas. Esta actividad debería estar encomendada a un agente aduanal, que puede asistirte para agilizar los trámites legales y reducir costos. Debido a su importancia, queremos que conozca sus funciones y obligaciones.

¿Cuáles son las funciones y obligaciones de un agente aduanal?

El agente aduanal está representado por una persona física habilitada por la SHCP para gestionar el despacho de mercancía. Esta figura jurídica cuenta con una patente especial para dar asesoría especializada sobre el despacho aduanero, atendiendo el régimen y la normativa correspondiente.

Cualquier negocio tiene la opción de contratar o no a una agencia aduanal, según lo considere conveniente. El problema de no hacerlo implica varios riesgos, como mayores gastos, aumento del tiempo en las operaciones y no contar con las certificaciones adecuadas.

Usualmente los comerciantes aprovechan las funciones principales del aduanero por su experiencia y mejor gestión de la logística. Las más destacadas son:

  • Recibir y verificar la carga.
  • Armar pedidos y hacer cross dock.
  • Revisión del producto y control de inventarios.
  • Dar servicios de etiquetado, flejado, picking y paletizado.
  • Distribución y almacenaje en diferentes ubicaciones de México.
  • Coordinación internacional de la mercancía con compañías logísticas.
  • Aplicación y evaluación de las normas fiscales, jurídicas y de comercio exterior.
  • Brindar asesoría sobre reglas de origen y procedimientos relacionados con tratados e importaciones.
  • Categorización arancelaria de las mercancías enmarcadas dentro del impuesto general de exportación y/o importación.
  • Colaborar en la lucha contra el lavado de dinero, contrabando y fraude fiscal, al igual que apoyar la seguridad nacional. 

Obligaciones del agente aduanal

Además de ayudarte a ahorrar costos, tiempos y prevenir errores de procesamiento, el agente aduanal obedece al Art. 54 de la Ley Aduanera, teniendo las siguientes obligaciones:

  • Establecer la clasificación arancelaria precisa y el régimen aduanal de los productos. 
  • Garantizar la exactitud y veracidad de los datos y la información manifestada en el pedimento.
  • Verificar que la empresa exportadora o importadora disponga de los papeles que justifiquen el cumplimiento de las otras obligaciones en términos de restricciones y regulaciones no arancelarias para la mercancía. Esto conforme a las diferentes normativas aplicables y la Ley de Aduanas.

También es importante saber que las agencias aduanales no se hacen responsables por:

  • Contribuir con las cuotas compensatorias resultantes de la diferencia entre el valor de aduana y el valor declarado. Esto sucede cuando el monto descrito en el pedimento está por debajo del precio comercial de productos similares y tenga una diferencia menor al 40%.
  • En la instancia en que el valor de la mercancía esté regulado por la Secretaría y cuando el precio declarado sea igual o mayor al estimado. También aplica en el caso del otorgamiento de una garantía, como lo indica el artículo 86-A, fracción I.

En nuestra labor de agente aduanal con amplia trayectoria y un equipo dedicado, podemos asesorarte sobre tus operaciones de importación y exportación. Escríbenos a contacto@villuendas.mx para solicitar cotización y conocer mejor nuestros servicios.

1 2 3 5
Villuendas International
Abrir chat