La importancia del seguro de transporte internacional

Al realizar el transporte internacional de mercancías, inevitablemente existen ciertos riesgos, pues durante su traslado se pueden presentar accidentes, daños y hasta pérdidas. Son múltiples los incidentes que pueden ocurrir desde que la mercancía sale del lugar de origen hasta que llega a manos del destinatario final. Por esta razón, lo más recomendable es asegurar el traslado de la carga. Aunque los seguros varían en función a cada compañía que preste el servicio, una de las principales ventajas es la cobertura de daños físicos en la mercancía o pérdida de la misma a causa de alguna circunstancia imprevista, es decir, en caso de que suceda algo que no sea competencia del propietario de la carga; suponiendo que ocurran accidentes en el medio de transporte utilizado.

Contratar un seguro de transporte internacional garantiza que si tu carga resulta perjudicada por cualquier eventualidad durante su traslado, tienes la posibilidad de recibir una cantidad económica por ella. Las compañías que prestan este servicio de seguro de cargas cumplen un papel de suma importancia en la prevención de daños o pérdida, pues ofrecen a sus usuarios la posibilidad de trasladar sus mercancías evitando pérdidas significativas en caso de incidentes.  

Tipos de seguros de transporte de mercancías

  • Pólizas abiertas: Cubren todos los trayectos que sean necesarios desde el lugar de origen hasta el destino. Incluye escalas, transbordos y al almacenamientos por el camino.
  • Pólizas por viaje: Cubren un solo viaje desde el momento del embarque de la mercancía y termina en el momento en el que la mercancía llega a su lugar de destino y van dirigidas a un único cliente.
  • Pólizas flotantes: Cubren el transporte de diversa mercancía dirigidas a diferentes clientes, realizando distintos viajes y por un tiempo determinado.

Principales riesgos a los que se ve expuesta la carga

  • Vía marítima: Hundimiendo del barco, piratería, caída de los contenedores al mar, accidentes en la carga o descarga, incidentes como incendios o explosiones.
  • Vía aérea: Caída de la aeronave, incendios o explosiones, escalas forzosas, accidentes fortuitos.
  • Vía terrestre: Accidente a causa del conductor o un tercero, choque, vuelco, incendio o accidentes naturales como: huracanes, ciclones o tornados.

Factores que hay que considerar al contratar un servicio de seguro

  • Riesgos: Dependiendo del tipo de mercancía y de la forma de traslado, habrá que evaluar cuáles son los principales riesgos a los que puede verse expuesta, qué tipo de daños podría presentar y cuál es la responsabilidad que asumirá el transportador.
  • Valor de la carga: Es importante considerar la determinación del valor asegurado y que sea equivalente al valor de la carga, para que en caso de accidente se reciba la cantidad justa.

Para asesorías sin costo, llámanos al +52 (55) 7030 7345

La última milla: El gran reto del comercio electrónico y la logística

El ecommerce ha ganado gran popularidad en los últimos años. Son millones de usuarios de Internet los que actualmente prefieren realizar compras en línea, pues cuentan con la ventaja de poder recibir el producto en la comodidad de su hogar. Los consumidores de hoy en día también son cada vez más exigentes, solicitan entregas mucho más rápidas y a coste cero, pero ¿cómo puede el comercio electrónico hacer frente al reto de la “última milla”?, este término hace referencia a los últimos kilómetros que recorre un pedido hasta llegar a su último destino.

El reto se encuentra conformado por factores como:

La logística requerida para que el envío llegue en el tiempo estimado.

El incremento que existe en el número de repartos de paquetes.

La dificultad que puede haber al no poder realizar la entrega porque los clientes no están en la dirección.

La logística tiene un papel fundamental en el comercio electrónico pues se trata de cumplir eficientemente con las exigencias de los clientes desde el momento en el que realizan la compran hasta que tienen el producto en sus manos, con todas las condiciones de entrega en cuanto a fecha y hora. Aunque la última milla presenta ciertas dificultades, hay diversas opciones que se pueden llevar a cabo para superarlo:

Usar medios de transporte alternativos

Además de los métodos de transporte usuales, una buena opción a considerar es el uso de bicicletas o motocicletas para movilizarse dentro de zonas urbanas. Aunque esto aplica solo para ciertos paquetes, ya que se puede ver limitado por el volumen de los mismos.

Establecer puntos de retiro o e-lockers

Si bien resulta mucho más cómodo recibir los paquetes en la casa o en la oficina, también habría que evaluar la opción de los puntos de recogida. Algunos comercios ofrecen esta opción, con ella, el cliente puede reducir costes y también tener mayor comodidad al poder retirar su producto en el momento que desee.

Contratar startups

Algunas startups ofrecen el servicio de transporte durante la última milla. Así, permiten garantizar que las entregas sean realizadas puntualmente. Su metodología de trabajo consiste en realizar un acompañamiento a los camiones de reparto con motos que se encargan del último trayecto hasta la dirección de envío del cliente.

Plantearse la solución Big Data

Gracias al Big Data se pueden realizar acciones de logística como: Mejorar las rutas de envío; conocer el comportamiento de los clientes y por último, agilizar y optimizar procesos al utilizar los datos que han sido recolectados durante todas las fases de la logística.

Escríbenos y nos comunicaremos contigo a la brevedad.

Villuendas International
Abrir chat