Ante la pregunta de por qué exportar, son varias las justificaciones que nos vienen a la mente. Gracias a la apertura de mercados, convenios comerciales y avances tecnológicos, hacerlo posible es mucho más factible. Por ello queremos mostrarte qué ganas al establecer oportunidades de negocios fuera de tus fronteras.

Claves para entender por qué exportar

Exportar no es tan sencillo si no se tiene la capacidad logística o asesoría aduanal. No obstante, con la debida planeación, gestión de recursos y alianzas estratégicas, el éxito podría estar más cerca. Entre las razones fundamentales para arriesgarse, hay que destacar:

  • Generas más ventas. Cuando tus productos o servicios tienen buena recepción en otros países, la consecuencia natural es el aumento de la demanda. Si bien al principio tendrás que recuperar la inversión, el aumento de las ventas implica una rentabilidad que podrías sostener a largo plazo.
  • Controlas más los riesgos. Las Pymes son más vulnerables a los cambios en las condiciones del mercado. Por eso es importante que puedan diversificar los riesgos asociados con el contexto financiero donde operan. La solución: puedes tratar de incursionar en otros escenarios económicos con la intención de mejorar tus perspectivas de sostenibilidad.
  • Disminuyes los costos unitarios. A medida que aumentas la compra de materias primas, puedes negociar mejor los plazos de entrega, precios y condiciones de pago. Al conseguir proveedores o socios internacionales, también puedes reducir tus costos de producción bajo otro esquema de aprovisionamiento que sirva a más tus intereses comerciales y empresariales.
  • Aprovechas la producción excedente. Si por alguna razón te quedas con un nivel de inventario sobrante durante el mes o el trimestre, hay forma de rentabilizarlo. Además de evitar pérdidas y los descuentos normales para deshacerte de la producción en el mercado local, exportarlo te puede dar más beneficios.
  • Optimizas la demanda estacional. Cuando vendes productos o servicios por temporada, estás limitado a ciertas épocas del año. Al expandir tus operaciones en otros mercados, puedes mejorar tu demanda anual según las investigaciones que hagas. Así puede tener una producción más balanceada a lo largo del año.
  • Evolucionas como empresa. Decidirse a exportar exige el desarrollo de varias competencias que son esenciales para tener éxito en otras fronteras. La planeación estratégica, logística internacional, marketing, branding e incluso tu presencia física, deben estar acordes con las nuevas expectativas de los mercados que buscas conquistar.
  • Expandes tus oportunidades. Exportar es un proceso lleno de aprendizaje, experiencias y conocimientos nuevos. Este paso mejora tus operaciones, amplía tu visión de negocios y le aporta más valor a tu empresa. Asimismo, te manejas en un mercado internacional con diferentes monedas, mayor estabilidad económica y otras oportunidades interesantes de financiamiento.

Entender la necesidad de por qué exportar es el primer paso hacia una proyección internacional con retos y mucho por ganar. En esta transición tienes que apoyarte en proveedores y socios comerciales que te faciliten la incursión en otros mercados potenciales. Si quieres saber cómo podemos ayudarte, escríbenos al contacto@villuendas.mx para solicitar cotización.