Las empresas dedicadas a operaciones comerciales de importación y exportación deben cumplir con varios trámites ante las aduanas. Esta actividad debería estar encomendada a un agente aduanal, que puede asistirte para agilizar los trámites legales y reducir costos. Debido a su importancia, queremos que conozca sus funciones y obligaciones.

¿Cuáles son las funciones y obligaciones de un agente aduanal?

El agente aduanal está representado por una persona física habilitada por la SHCP para gestionar el despacho de mercancía. Esta figura jurídica cuenta con una patente especial para dar asesoría especializada sobre el despacho aduanero, atendiendo el régimen y la normativa correspondiente.

Cualquier negocio tiene la opción de contratar o no a una agencia aduanal, según lo considere conveniente. El problema de no hacerlo implica varios riesgos, como mayores gastos, aumento del tiempo en las operaciones y no contar con las certificaciones adecuadas.

Usualmente los comerciantes aprovechan las funciones principales del aduanero por su experiencia y mejor gestión de la logística. Las más destacadas son:

  • Recibir y verificar la carga.
  • Armar pedidos y hacer cross dock.
  • Revisión del producto y control de inventarios.
  • Dar servicios de etiquetado, flejado, picking y paletizado.
  • Distribución y almacenaje en diferentes ubicaciones de México.
  • Coordinación internacional de la mercancía con compañías logísticas.
  • Aplicación y evaluación de las normas fiscales, jurídicas y de comercio exterior.
  • Brindar asesoría sobre reglas de origen y procedimientos relacionados con tratados e importaciones.
  • Categorización arancelaria de las mercancías enmarcadas dentro del impuesto general de exportación y/o importación.
  • Colaborar en la lucha contra el lavado de dinero, contrabando y fraude fiscal, al igual que apoyar la seguridad nacional. 

Obligaciones del agente aduanal

Además de ayudarte a ahorrar costos, tiempos y prevenir errores de procesamiento, el agente aduanal obedece al Art. 54 de la Ley Aduanera, teniendo las siguientes obligaciones:

  • Establecer la clasificación arancelaria precisa y el régimen aduanal de los productos. 
  • Garantizar la exactitud y veracidad de los datos y la información manifestada en el pedimento.
  • Verificar que la empresa exportadora o importadora disponga de los papeles que justifiquen el cumplimiento de las otras obligaciones en términos de restricciones y regulaciones no arancelarias para la mercancía. Esto conforme a las diferentes normativas aplicables y la Ley de Aduanas.

También es importante saber que las agencias aduanales no se hacen responsables por:

  • Contribuir con las cuotas compensatorias resultantes de la diferencia entre el valor de aduana y el valor declarado. Esto sucede cuando el monto descrito en el pedimento está por debajo del precio comercial de productos similares y tenga una diferencia menor al 40%.
  • En la instancia en que el valor de la mercancía esté regulado por la Secretaría y cuando el precio declarado sea igual o mayor al estimado. También aplica en el caso del otorgamiento de una garantía, como lo indica el artículo 86-A, fracción I.

En nuestra labor de agente aduanal con amplia trayectoria y un equipo dedicado, podemos asesorarte sobre tus operaciones de importación y exportación. Escríbenos a contacto@villuendas.mx para solicitar cotización y conocer mejor nuestros servicios.